03 marzo 2017

Beneficios del TAE KWON DO

ESTE ARTE MARCIAL TIENE UN ALTO GRADO FILOSÓFICO Y ESPIRITUAL | SU PRÁCTICA TRAE MUCHOS BENEFICIOS EN EL ASPECTO FÍSICO Y SOCIAL.

El Tae kwon do es un arte marcial de hace más de 2000 años, tiene sus orígenes en Corea. A lo largo de su historia, se ha desarrollado por el lado filosófico y espiritual.

La cultura coreana y sus artes marciales fueron influenciadas fuertemente por el Budismo y enriquecido por el Hwarang Do (Grupo militar, constituido por una organización social para la juventud noble que fue instituida por rey Chin Seung de la dinastía de Silla).

Su código de honor consistió básicamente en el respeto a la nación, a la obediencia a los padres, honor a los amigos, justicia y omisión a la violencia innecesaria y el valor.

El significado de Tae Kwon Do es: “tae” Golpear con el pie, patada, “kwon” Golpear y defensa con la mano “do” Camino o método.

“Mi padre el gran maestro Jin Won Kang vino solo desde Corea del Sur en 1987 trayendo y enseñando su conocimiento a muchos bolivianos, en especial cochabambinos, entrenándolos y sacando nuevos deportistas cinturones negros”, asegura la maestra Jin Joo Kang Lee.



BENEFICIOS DEL TAE KWON DO

“Cuando la persona se inicie en este deporte empezará a notar que se beneficia en varios aspectos como mayor flexibilidad, agilidad, coordinación motriz, condición física, seguridad y muchos otros que iremos descubriendo conforme vayan pasando el tiempo y que podemos resumir en una mejor calidad de vida, con buena salud. El entrenamiento que recibe el alumno de Tae kwon do es especial, porque incluye la preparación físico-atlética y el desarrollo de sus habilidades para que sean utilizadas con espíritu combativo, en el deporte y en la defensa personal, pero nunca para la agresión o la violencia, porque en su mentalidad madura está firme la idea del respeto hacia los demás”, asegura Jin Joo Kang Lee.

En el aspecto psicológico y social, esta disciplina favorece la autoestima y el autoconocimiento, desarrolla la capacidad de concentración, aporta un sistema de valores adecuado para la vida en sociedad, fortalece el desarrollo de una personalidad más equilibrada, ejercita la mente, además genera respeto y educación, así como desarrolla la confianza y seguridad.

No hay límite de edades para este arte marcial, lo puede practicar cualquiera. “Esta disciplina te enseña que todos tenemos oportunidades de aprender y defendernos, mujeres y hombres”, dice la maestra de Tae kwon do.



Jin Joo Kang Lee ha participado de muchos campeonatos.
Fernando Balderrama

LA MAESTRA JIN JOO KANG LEE

Jin Joo Kang Lee empezó a practicar esta disciplina desde los 13 años de edad en Corea del Sur, siguiendo los pasos de su padre que la llevó por el camino de la marcialidad.

“Mi padre, ahora mi maestro, es el que me enseñó desde pequeña todo lo que significa practicar este arte marcial. Llegué a Bolivia a mis cinco años y seguí entrenando y participando en muchos torneos y subiendo de grados. Ahora me dedico a enseñar todo lo que aprendí, el verdadero arte marcial coreano. Actualmente tengo el grado de cinturón negro 5to dan, única mujer con este grado en Bolivia”, indica



Jin Joo Kang Lee ha participado de muchos campeonatos, entre los más importantes:

Tres veces campeona panamericana a nivel infantil y juvenil, su último panamericano fue en La Paz Bolivia el año 1999 ganando y siguiendo con el título panamericano.



PRINCIPIO FILOSÓFICO

La filosofía del Taekwondo se basa en cinco principios: Cortesía, Integridad, Perseverancia, Autocontrol y Espíritu Indomable.



• Cortesía: Es un principio fundamental dentro y fuera del Taekwondo, que tiene como objetivo hacer destacar al ser humano manteniendo una sociedad armoniosa. Los practicantes de Taekwondo deben construir un carácter noble, así como entrenar de una manera ordenada y disciplinada.



• Integridad: Es muy importante saber establecer los límites entre lo bueno y lo malo así como saber reconocer cuando se ha hecho algo malo y redimirse por ello. Por ejemplo, en un estudiante que se niega a recibir consejo o aprender de otro estudiante más inexperto, o en un practicante que pide un grado a su maestro no hay integridad.



• Autocontrol: Es de vital importancia tanto dentro como fuera del dojang (academia), tanto en el combate como en los asuntos personales. En combate, la falta de autocontrol puede provocar graves consecuencias tanto para el alumno como para su oponente. Asimismo, se ha de ser capaz de vivir y trabajar dentro de las propias capacidades.

• Perseverancia: La felicidad o la prosperidad suelen ser alcanzadas por la persona que es paciente. Para poder alcanzar un objetivo, ya sea promocionar a un grado superior o perfeccionar una técnica, se ha de ser perseverante. Es fundamental el sobrepasar cada dificultad con la perseverancia.



• Espíritu Indomable: Un buen practicante de Taekwondo ha de ser siempre modesto y honrado. Ante una injusticia, actuará con espíritu combativo, sin miedo y sin dudarlo, sin tener en cuenta contra quién.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada