06 marzo 2017

EL CLAMOR DE ATENCIÓN A LA PISICINA OLÍMPICA AL FIN FUE ATENDIDO



EL DATO

Uso exclusivo

CLUBES

Las escuelas, clubes y sus nadadores, registrados en la UAR, son los únicos que ahora pueden utilizar la piscina. Por ello, particulares ya no pueden ingresar.

“Elefante blanco”, “un adorno”, fueron, entre otros, los calificativos que recibió la piscina olímpica de El Rollo, los cuales parecen haber tocado el orgullo de la Unidad de Alto Rendimiento (UAR), ente administrador del escenario deportivo, que desde hace algunos meses tomó al toro por las astas y comenzó a refaccionar los ambientes y adecuar la fosa.

De a poco, los sistemas de limpieza y de agua atemperada volvieron a funcionar, los ambientes ya mostraron retoques cuando albergaron la fase nacional de los Juegos Deportivos Estudiantiles Plurinacionales del nivel primario, en septiembre de 2016, pero la piscina comenzó a lucir su mejor versión en el Campeonato Fuerza Libre, a finales del pasado enero.

Los niños y jóvenes temerosos de contraer enfermedades en las turbias y frías aguas de la piscina perdieron el miedo con las mejoras, los clubes del interior quedaron cautivados con la piscina, así como ya había sucedido con deportistas internacionales. No es para menos, es uno de los pocos escenarios náuticos de Sudamérica a 2.600 metros sobre el nivel del mar.

Pese a los elogios, el escenario estuvo abandonado hasta hace algunos meses, cuando el Ministerio de Deportes, a través de la UAR, escuchó el clamor de los deportistas y aunque todavía resta mucho por hacer, las principales deficiencias fueron atendidas.

La primera tarea, a decir del director de la UAR, Hernán Vildozo, fue refaccionar el sistema de agua atemperada y para ello, se restableció el servicio de gas. Se hizo lo propio con la energía eléctrica y el agua potable.

Al margen del agua atemperada, el principal dolor de cabeza para los entrenadores era la limpieza, que en principio estaba a cargo de empresas del interior según dispuso el Ministerio de Deportes, aspecto que retrasaba el trabajo. La limpieza nunca llegaba.

No obstante, la entidad gubernamental se inclinó por encargar el trabajo a expertos de Sucre, que ahora son los responsables de la limpieza cada mes; asimismo, los filtros de agua fueron reacondicionados y se adquirieron sustancias químicas

Estas mejoras también se reflejan en los ambientes adyacentes, que ahora fueron habilitados como dormitorios, comedor y próximamente, áreas de esparcimiento. Todo esto permitió que los clubes locales se reconciliaran con la piscina y volvieran a entrenar allí, lo cual impulsó a la UAR a crear su escuela de natación.

“Queremos formar nuevos valores porque tenemos una piscina que no puede estar cerrada, hay que darle utilidad”, comenta Vildozo, al anunciar que los formadores serán los deportistas más destacados de la región.

Bajo esa premisa, la UAR anunció mayor equipamiento y constante mantenimiento a la piscina, para que los calificativos negativos queden en el pasado y brille como cuando fue inaugurada para los Juegos Bolivarianos 2009.

ESCENARIOS AFECTADOS

Dormitorios equipados

Alrededor de una veintena de deportistas tienen a disposición dormitorios en la piscina olímpica de El Rollo, equipados con catres, colchones y armarios, adquiridos recientemente por el Ministerio de Deportes.

Refacción en áreas auxiliares

Uno de los ambientes readecuados es el de la cocina, que ya fue utilizada en el último torneo nacional. Los grifos, el baño y manivelas de las puertas de este predio, así como de los baños y vestuarios, fueron reparados.

Comedor, listo para nadadores

Aunque todavía falta completar su capacidad (80 personas), mesas y sillas fueron instaladas en uno de los salones adyacentes a la piscina, que funciona como comedor. El objetivo es que el comedor, cocina y dormitorios sean utilizados para la concentración de clubes.

Calderos a plenitud

El sistema de agua atemperada ahora funciona a plenitud, alcanzando la temperatura ideal de 27º a 28º para competiciones oficiales. El uso eroga un gasto mensual aproximado a los Bs 9.000.

Filtros readecuados

Así como los calderos, el circuito de filtración y aspiración de agua, entre otros equipos, recibieron mantenimiento. El costo de su funcionamiento, junto con los insumos químicos, es de Bs 10.000 aproximadamente.

Húmedad, la preocupación

Ante la inoperancia de varios meses de los disipadores de humedad, el tinglado y sus soportes están oxidados y la pintura se cae de las paredes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada