01 marzo 2017

María José Ribaera 'Fili' inicia su ciclo olímpico

Ya tengo el plan de entrenamiento armado para estos cuatro años", fueron las palabras de María José Ribera, quien inicia el ciclo olímpico con miras a Tokio 2020. La nadadora cruceña acaba de terminar la pretemporada, ya compitió en el primer nacional de natación en enero y este año apunta al Mundial de Natación en Budapest (Hungría) y a los Juegos Bolivarianos. Como parte de su preparación, participó del primer campeonato departamental de triatlón, donde obtuvo el primer lugar en la categoría Máster. Reveló que si algún día le toca dejar las aguas, se metería de lleno al atletismo, ya que las carreras pedestres forman parte de sus pasiones.

La meta es Tokio 2020. Todo atleta sueña con llegar a unos JJOO y este no es la excepción para María José, quien ya empezó este camino con el ciclo olímpico. Este año tiene dos competencias a afrontar importantes, el Mundial de Budapest del 15 al 30 de julio y los Juegos Bolivarianos en noviembre. Para competir en ambos, “Fili” deberá alcanzar la marca mínima. "Solo están yendo nadadores con marcas. Si uno logra alcanzar una directamente se va a la final, porque no habrá clasificatorias. En los siguientes días saldrán los tiempos", afirmó la nadadora, quien tiene marcas en 50 metros mariposas de 26 segundos y 94 centésimas, mientras que en 50mts libre cuenta con un crono de 28s70c.

La lesión se mantiene, el triatlón como hobby y el atletismo en la mira. Hace un par de años atrás, Ribera sufrió de una lesión en el tobillo que la alejó de la natación por una buena temporada. No obstante, aún no se ha recuperado, ya que se mantiene el dolor. "Ya me acostumbré, todavía no saben qué es. Estoy con fisioterapia, me han puesto inyecciones y aún se mantiene el dolor. Es un poquito menos que antes pero igual molesta un poco", acotó “Fili”.
Por otro lado, un fin de semana se la vio en plena competencia departamental de triatlón, un deporte que gana poco a poco espacio en tierras cruceñas. "El triatlón es como un hobby. Como estamos en pretemporada nos ayuda mucho a la resistencia. Competí en el departamental porque tuve la oportunidad. Es como hacer cardio, ahora que estamos con carga", mencionó la nadadora.
En este sentido y despejada de toda duda sobre su futuro en la natación, la cruceña aseguró que le gustaría entrar en el atletismo y que las carreras de largo aliento es una de sus pasiones. "No creo, me gustaría más que triatlón hacer atletismo. De aquí a un futuro voy a estar participando en los departamentales por diversión. Yo compito en las carreras pedestres de cinco y diez kilómetros y me va bien. Me gusta correr", finalizó Ribera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada