09 diciembre 2016

A 13 meses de su plan, COB baja expectativas para 2018

En noviembre de 2015, el Comité Olímpico Boliviano (COB) ponía sus fichas en la delegación nacional y consideraba que, con un plan de preparación aceptable de dos años para los atletas, el país podría estar entre los primeros cinco de la clasificación correspondiente a los Juegos Suramericanos de 2018, por detrás de Brasil, Argentina, Colombia y Venezuela (de 14 delegaciones totales).

Luego de un año y un mes, las expectativas no son las mismas. Aquella aspiración del COB ha menguado: ya no espera que el equipo Bolivia acceda al Top 5 porque todavía no se implementó ningún plan orientado a la preparación deportiva. El proyecto inicial, elaborado por la institución olímpica, contemplaba la inversión de 11 millones de dólares para el objetivo.

El titular del COB, Marco Arze, apuntó ayer: “Ahora, la idea no será estar entre los cinco, sino entre los ocho, en la sumatoria total del medallero. Hay que trabajar inmediatamente”.

Hasta el momento, el Ministerio de Deportes no se pronunció con respecto al presupuesto que se asignará para el proceso de preparación deportiva. La última vez que lo hizo fue en julio pasado, cuando el mandamás de la cartera, Tito Montaño, dijo que el monto era “elevado” y “distaba de la realidad económica” del Ministerio.

De acuerdo con Arze, en los últimos días hubo una “primera señal” con miras a este punto, pues Montaño solicitó que cada federación brinde una lista de 10 atletas. Ellos se perfilarán para llevar la Tricolor en los Juegos Odesur Cochabamba 2018 y en los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

Si bien Arze considera que la petición es un indicio de un comienzo de trabajo, alimenta algunas dudas. Por ejemplo, desconoce cuáles son los parámetros con los que se medirá el nivel de los deportistas y su intención es “sentarse” con el Ministro de Deportes para consolidar dicho aspecto.

Adelantó que pedirá una reunión pronta con Montaño, pues más allá de la inversión, será necesario “asistir” a los atletas, brindarles un equipo multidisciplinario y facilitarles campos deportivos para realizar sus ensayos. Además, será elemental que los atletas acumulen experiencia en eventos internacionales, que se les dé viáticos, sobrealimentación y suplementos.

Aquellos 11 millones de dólares planteados inicialmente ya no son los requeridos para trabajar en el año y medio que resta.

Arze prefirió no adelantar montos tentativos, pero es consciente de que la cifra tendrá que ser menor.

El Comité Organizador, a la cabeza de José Luis Zelada, dejó en claro que no es su competencia directa la preparación deportiva. No obstante, su idea es coadyuvar en ello y entablar mejores lazos con las federaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario