06 febrero 2017

Flor, la niña valiente del florete

A un año y tres meses para que se inauguren los Juegos Suramericanos Cochabamba 2018, Florencia Villazón, a su corta edad (11 años), tiene ya trazado su objetivo: formar parte de la selección boliviana en la disciplina de esgrima, en la especialidad de Florete.

Florencia comenzó este deporte hace un año, pero lo dejó por cinco meses para prepararse en el ráquet. Fue a representar a Bolivia en el Mundial de San Luis Potosí, México, y retornó a la práctica de esgrima en enero pasado. Se interesó en esta disciplina porque su hermano mayor, Eduardo, ya practicaba esgrima. En el afán de ir a verlo, se animó y le llegó a gustar. La profesora Viviana Verduguez le prestó el Florete y le enseñó lo básico.

Actualmente, Florencia entrena en ráquet y esgrima. También decidió incursionar en el squash, por lo que comenzará a dividir su tiempo en las tres disciplinas. De 9:00 a 10:00, juega ráquet con el instructor Gonzalo Amaya. En la tarde va al colegio y de 19:00 a 21:00 hace esgrima.

En el Nacional que se desarrolló en Cochabamba este fin de semana se consagró subcampeona en Florete (categoría infantil B). Ello fue gracias a la dirección técnico-táctica de la entrenadora cubana Misleydys Compañi.

Flor se prepara para el Nacional de Esgrima que se efectuará en Santa Cruz y La Paz, sin descuidar el raquetbol, que es su otra pasión, por la adrenalina que siente en estos deportes.

Emprende el reto de ser tomada en cuenta en la selección boliviana de ráquet, esgrima y squash. Quiere estar en los Juegos Suramericanos de 2018.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada