22 marzo 2010

Bolivianos de oro


El tiro al vuelo le dio al país ayer sus primeras dos medallas de oro en los Juegos Odesur 2010, gracias a la puntería del cruceño César Menacho en la prueba individual y por equipos junto con el chuquisaqueño Juan Carlos Pérez, que también obtuvo la presea de bronce.

La sequía de Bolivia en unos Juegos Odesur se acabó ayer gracias al tiro, que obtuvo las primeras dos medallas de oro en Medellín, además de una de bronce. El gran protagonista fue el mejor tirador de fosa olímpica del país, el cruceño César Menacho, que ganó la prueba individual de trap automático y se colgó una segunda presea dorada por equipos, haciendo dupla con el chuquisaqueño Juan Carlos Pérez.

Hace 12 años Bolivia ganó por última vez una presea de oro en los Odesur de Cuenca, Ecuador. Entonces fue el raquetbol la disciplina que obtuvo los dos únicos halagos de esa cita. Ni en Brasil (2002), ni en Argentina (2006) la delegación nacional había subido a lo más alto del podio, una racha negativa que ayer se terminó en la prueba de tiro al vuelo.

Menacho, representante boliviano en los pasados Juegos Olímpicos Pekín 2008, tuvo una estupenda actuación: sumó 117 platos derribados, de un total de 125, imponiéndose al favorito de la prueba, el peruano Francisco Boza, que dio en 114 blancos, y a Juan Carlos Pérez, medalla de bronce gracias a los 112 aciertos.

El tiro al plato se dispara alternándose los tiradores en cinco pedanas distintas que están a tres metros la una de la otra. Las máquinas lanzaplatos quedan a 15 metros de las pedanas de donde disparan los tiradores que ruedan en sentido horario después de cada lanzamiento de plato. El plato es lanzado automáticamente e instantáneamente cuando llega la orden del tirador, que espera con el fusil cargado con dos tiros. Cada serie se compone de 25 platos.

En los Odesur, la competencia se desarrolló en dos días, el sábado y domingo.

Menacho empezó mal, apenas tuvo 21 aciertos en la primera serie; pero después se afirmó: 24 en la segunda y 23 en la tercera para acabar la primera jornada en segundo lugar. Ayer hizo una marca perfecta con 25 platos en la cuarta serie y 24 en la quinta, que le dieron la victoria.

A Boza las cosas le salieron al revés: empezó con 23 en las dos primeras, bajó a 22 en las dos siguientes y en la última, con 24, ya no le alcanzó para colgarse el oro como esperaba.

El otro boliviano arrancó con dos series de 22, en la tercera hizo 23 (hasta el segundo día estaba quinto), pero en la cuarta bajó a 21; finalmente, Pérez tuvo 24 aciertos en la última, que le valieron para la medalla de bronce.

Los colombianos, que aspiraban a subir al podio, no lo podían creer. El mejor ubicado fue Óscar Haddad, cuarto con 111 puntos; mientras que el quinto lugar fue para el peruano Asier Josu Cilloniz, también con 111.

En total participaron 11 tiradores de Bolivia, Perú, Colombia, Venezuela, Chile y Antillas Holandesas.

El primer lugar de Menacho y el tercero de Pérez fueron claves para que Bolivia también ganara la medalla de oro por equipos. El total acumulado fue de 229 contra 225 de Perú, que obtuvo la plata, y los 212 de Venezuela, que se quedó con el bronce.

El equipo boliviano de tiro al vuelo y fosa olímpica había tenido problemas desde que se embarcó en La Paz. Pérez no tenía pasaje en la ruta La Paz-Santa Cruz y tuvo que comprarse de su propio bolsillo para no perder el vuelo rumbo a Medellín.

Además, el entrenador de ambos, Mauricio Kattan, no pudo viajar con ellos. Sin recibir ninguna explicación, tuvo que quedarse en La Paz debido a que no había espacio en la aeronave. Recién pudo ir al día siguiente y llegó a la sede de los Juegos el sábado, por lo que no pudo ver en acción a los tiradores en las competencias de ese día. Las pruebas se llevaron a cabo en la localidad de Guarne, a 25 kilómetros de Medellín.

31 medallas de oro ha ganado Bolivia en la historia de los Odesur, en nueve ediciones desde la primera realizada en 1978. En aquella ocasión obtuvo 20. También sonó el Himno Nacional en las ediciones de Argentina 1982, Chile 1986, Perú 1990, Venezuela 1994 y Ecuador 1998. En las anteriores dos, Brasil 2002 y Argentina 2006, no logró ninguna de oro.

El dato

Bolivia conquistó en la historia de los Juegos Odesur tres medallas de oro en el tiro modalidad fosa olímpica. En la primera edición disputada en La Paz, Wálter Quiroga inscribió su nombre con letras doradas. Ayer se sumaron César Menacho y el equipo nacional integrado por él y Juan Carlos Pérez.

CÉSAR MENACHO DICE QUE ES POR EL ESFUERZO PROPIO DE LOS TIRADORES

“Con lo poco que tenemos lo hemos logrado”

César Menacho destacó que “el esfuerzo propio” de los tiradores hubiera contribuido a que Bolivia se cuelgue sus primeras dos medallas de oro en los Odesur de Colombia. Hizo notar que faltó apoyo para que el equipo nacional tuviera mejores condiciones de preparación. Pero todo el sacrificio valió la pena...

¿Qué influyó para que lograran las medallas doradas?

La verdad es que en este deporte todo es posible. Hubo otros favoritos; sin embargo, son muchos los factores que hay que tomar en cuenta. Más allá de eso, uno siempre alberga la esperanza de hacer un buen papel y de conseguir una medalla, a nosotros se nos dio.

El tiro tuvo problemas incluso antes de viajar, ¿cómo se superaron estos factores adversos?

En realidad, incluso nuestra preparación fue deficiente en cuanto al tiempo, pues no trabajamos ni siquiera un mes. Lo que pasa es que sin apoyo del Gobierno no se puede. No teníamos balas para practicar, teníamos que disparar balas recargadas y las condiciones que tuvimos fueron pésimas. Sin embargo, con lo poco que tenemos hemos logrado estas medallas. Es que técnicamente estamos bien preparados y ahí hemos marcado la diferencia.

¿Hace cuánto tiempo que les dirige Mauricio Kattan, a Juan Carlos Pérez y a usted?

Mauricio siempre nos ha venido dirigiendo, a todos los tiradores que salimos a competir; cuando necesitamos algún consejo, o cuando necesitamos algo, le hablamos a Mauricio y él gustosamente nos atiende, y lo mejor de todo es a cero costo, porque él sabe que no estamos en condiciones de pagar y peor el Gobierno.

¿Les afectó que a último momento el técnico Mauricio Kattan no hubiera podido viajar con ustedes?

Nos afectó bastante, porque ya teníamos planificado nuestro tiempo de trabajo. Mauricio es una persona que sabe mucho y él nos guía hasta en nuestra alimentación, en las horas que tenemos que dormir, etcétera, y con todos sus consejos siempre vamos hacia adelante. Felizmente llegó el sábado, después de que ya habíamos disparado la primera jornada, nos reunimos por la noche y nos dio algunos consejos que seguimos al pie de la letra hoy (por ayer).

¿Cómo coordinaron el trabajo de equipo con Juan Carlos Pérez?

Yo estuve el pasado fin de semana en La Paz, disparé el sábado y el domingo con Mauricio; Juan Carlos llegó el sábado por la noche y se quedó hasta el miércoles a entrenar, o sea practicamos muy poco entre los dos, casi nada.

Pero no influyó mucho...

La verdad es que influye, porque estar en equipo es mejor, siempre uno se va apoyando con sus compañeros. En este caso, se ha dado algo único ya que Juan Carlos es nuevo en el tiro, pero ha tenido una muy buena experiencia de casi un mes en España gracias a una beca que le ha ayudado a mejorar bastante su nivel. Al final, pudimos también sacar la medalla de oro por equipos y aún esperamos demostrar a todos que sí podemos en otras pruebas, pero que también necesitamos ayuda del Gobierno, porque de lo contrario el tiro se muere.

Por las condiciones dadas, ¿se puede considerar una sorpresa el hecho de que Bolivia haya ganado dos medallas de oro?

Sí, se puede considerar que es una grata sorpresa, y yo le llamaría a esto esfuerzo propio, de Juan Carlos y mío, por lo poco que hemos entrenado, porque hemos conseguido unas cuantas balas, pero que no son las adecuadas, y son súper caras, por eso ha sido el esfuerzo propio, sin ayuda de nadie más que de nuestro técnico Mauricio Kattan.

¿Cuánto necesitan para prepararse para este tipo de pruebas?

Por lo menos cada uno de nosotros necesita unos 800 dólares mensuales para poder estar en buenas condiciones, y no recibimos nada, absolutamente nada del Gobierno. Lo único que hemos recibido son los gastos de bolsillo que no alcanzan para nada; es más, yo he tenido que pagar de mi bolsillo el pasaje en avión para ir a entrenar con Mauricio de Santa Cruz a La Paz el pasado fin de semana, y el Gobierno no se fija en eso, no ve las posibilidades de medalla que tenemos y es en eso en lo que se tiene que fijar para poder seguir surgiendo.

En fosa

Hoy, Menacho y Pérez participarán en la prueba de fosa olímpica, que también se disputará en dos días: 75 platos en el primero y 50 en el segundo.

Ayer, a pesar de estar cansados por la prueba de tiro al vuelo, ambos efectuaron un entrenamiento junto con Kattan. “Ojalá demos otra sorpresa”, dijo Menacho.