25 abril 2009

CI­TE del Ejér­ci­to re­pre­sen­tó a Bo­li­via en el Su­da­me­ri­ca­no de Pa­ra­cai­dis­mo


Por primera vez un equipo boliviano de paracaidismo en la modalidad de salto libre participó en un torneo internacional. Fue el RI-18 “Victoria”, denominado “Lluvia de Oro”, quien representó al país en el Sudamericano de Paracaidismo “Guaraní 2009” que se desarrolló en Asunción, Paraguay, del 4 al 12 de abril.


“Lluvia de Oro” estuvo conformado por seis miembros del Ejército de Bolivia, Capitán de Caballería José A. Camacho y los tenientes Marcelo Angulo y Livan L. Fernández, de Infantería Tito O. Gonzales y Stevens Farfán y el Sargento Juan C. Arizaca.


En el Sudamericano los instructores de paracaidismo bolivianos participaron de una serie de actividades destinadas al intercambio de conocimiento en la especialidad de salto libre o caída libre con otros 280 instructores de países como Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay, Perú, Chile, Suiza, Alemania, Venezuela, Francia, Estados Unidos.


Entre las actividades que realizaron se encuentran las caídas desde una aeronave Caza-212, una avioneta Cessna y helicópteros.


El conocimiento que se adquirió en el Sudamericano servirá para enseñar a los alumnos del Centro de Instrucción de Tropas Especiales (CITE)


Según la explicación que dieron, la diferencia entre la especialidad de salto libre y salto de combate se centra en dos aspectos: el primero es que el salto libre se practica a una altura superior a los 10.000 pies (3.000 metros), para tener una caída de 50 segundos antes de abrir el paracaídas, pero en el caso del salto de combate el paracaídas está conectado con la aeronave y en el momento que sale el paracaídas se abre directamente.


El tipo de paracaídas con el que se practica cada una de las especialidades es en el de caída libre con uno rectangular y en el de combate es redondo.